Incautados 38 kilos de heroína a traficantes búlgaros en Pontevedra

En la redada policial han sido detenidas seis personas, entre ellas un gallego residente en Bélgica.

Droga interceptada en un alijo anterior en Pontevedra.
Droga interceptada en un alijo anterior en Pontevedra.

Redes búlgaras de la heroína han vuelto a actuar en las Rías Baixas.

Agentes de la Udyco (Unidad de Drogas y Crimen Organizado) de la Policía Nacional han detenido en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) a seis presuntos traficantes, cinco de ellos de nacionalidad búlgara y un ciudadano gallego residente en Bélgica, en el marco de un operativo contra el tráfico de drogas en el que se han incautado por el momento 38 kilos de heroína.

La redada policial, todavía abierta, está dirigida desde la Audiencia Nacional contra las mafias del Este de Europa que controlan el negocio de la heroína procedente de Afganistán, un tráfico que ha registrado un repunte escalonado desde 2014. Los agentes interceptaron a mediodía de este domingo a tres de los presuntos traficantes en el aparcamiento de un concurrido restaurante de carretera donde los estaban esperando.

La operación ha sido confirmada este lunes por el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva, que subraya la eficacia policial para retirar del mercado un nuevo alijo de heroína. Esta partida habría alcanzado los cinco millones de euros en el mercado negro una vez transformada en más de medio millón de dosis. "Un magnífico trabajo que impide que esa cantidad de droga llegue a la calle y pueda ser distribuida por el resto del territorio gallego y nacional", ha incidido el delegado del Gobierno.

En el marco del dispositivo, los agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo varios registros en la zona de Vilagarcía de Arousa y se incautaron los dos vehículos en los que se trasladaban los detenidos que previsiblemente pasarán este martes a disposición judicial.

Repunte de este tráfico

Es la primera aprehensión de heroína en Galicia en lo que va de año y la segunda en importancia en esta comunidad después de la intervención en agosto pasado de 65 kilos, también en Pontevedra, y con implicación de organizaciones búlgaras y gallegas, estas últimas vinculadas al mismo tiempo en el tráfico de cocaína.


Los expertos consultados no han ocultado su preocupación por la reciente escalada de este tráfico en las Rías Baixas que en apenas dos años han dado un vuelco a las estadísticas al registrarse un número de aprehensiones de heroína superior incluso a las de cocaína en la provincia de Pontevedra. Una oferta de heroína que en términos de consumo todavía es pronto para evaluar, aunque todo apunta a un cambio de tendencia en casi todo el territorio nacional.

Con la captura de 56 kilogramos en Tui en abril de 2016, la policía cree que Pontevedra se ha convertido en un "eje de distribución" para España y Portugal de las mafias de la heroína, donde han contactado con grupos de traficantes hasta ahora dedicados a la cocaína y que se han embarcado en este negocio en alza, que viene repuntando desde 2014.

Una de las mayores incautaciones de heroína en Europa se logró interceptar en noviembre pasado en el Puerto de Barcelona. El alijo de 330 kilogramos y procedente de Turquía venía oculta en un contenedor con palés de cemento. Su distribución en el mercado hubiera generado unos 50 millones de beneficios después de convertirla en más de cinco millones de dosis.

No hay comentarios