“Quezada es una persona con una frialdad máxima, posesiva, egocéntrica”

La Fiscalía pide prisión incondicional para Ana Julia Quezada por el crimen de Gabriel.

El teniente coronel José Hernández Mosquera, a la derecha, durante la rueda de prensa de este jueves.

"Egocéntrica, manipuladora, posesiva". 
Una persona de "máxima frialdad, que ante circunstancias negativas desarrollaba una ansiedad grande". "Todo lo que hacía, de cara a los medios de comunicación, a la familia, a la Guardia Civil, todo era una farsa, todos sus movimientos buscaban desviar la atención sobre ella". Así han definido los investigadores a Ana Julia Quezada, la autora confesa del crimen del pequeño Gabriel, de la que consideran que actuó sola. El juez ha dictado prisión incondicional para Quezada, tal y como había solicitado la Fiscalía Provincial de Almería ha solicitado al juez que ordene el ingreso en prisión incondicional de Ana Julia Quezada como presunta autora de la detención ilegal y la muerte del niño Gabriel Cruz, informa Efe.
"Detención ilegal y asesinato" es la calificación que los investigadores de la desaparición y muerte del Gabriel Cruz, de ocho años, le han dado a los hechos de cara al juez.  "Nosotros hemos contrastado que Gabriel Cruz era un niño educado en el amor y en el respeto a los demás", ha respondido el comandante Reina, jefe del grupo de policial judicial de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), que ha colaborado en la investigación junto a la unidad de Policía Judicial de la comandancia de Almería.

Sin responder a cuál pudo ser el móvil de tan cruel crimen, el comandante se ha limitado a decir: "Para Ángel su hijo era lo más importante, se desvivía por él, si tenía una hora era para él, si tenía un fin de semana era para estar con el niño, eso es muy importante".
La llamada Operación Nemo, en homenaje al pequeño, ha contado con un despliegue sin precedentes. Más de 5.000 personas, entre profesionales y voluntarios (3.000), según lo explicado por los investigadores. Para todos ellos ha supuesto un antes y un después en su carrera: "El momento más duro de nuestra vida profesional", ha manifestado un comandante visiblemente emocionado.

No hay comentarios