Roce entre Alemania y España por la condecoración a los policías que detuvieron a Puigdemont

El Ejecutivo de Schleswig-Holstein asegura haber rechazado una petición de la Policía Nacional para imponerles medallas, mientras Interior niega haberlo solicitado.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont posa para los fotógrafos tras un encuentro con periodistas extranjeros acreditados en Alemania, en la capital alemana el jueves.
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont posa para los fotógrafos tras un encuentro con periodistas extranjeros acreditados en Alemania, en la capital alemana el jueves.  EFE

El último roce entre Alemania y España por Carles Puigdemont tiene tintes policiales.
El Gobierno de Schleswig-Holstein confirmó este viernes que había recibido, a través de la Policía Federal Alemana,  una petición española para que le facilitase la identidad de los agentes que participaron en la detención de Carles Puigdemont para así condecorarlos. El Ejecutivo regional aseguró que se había negado a ello porque por motivos de seguridad no revela los nombres de sus policías. Horas después, el Ministerio del Interior español negaba tajantemente que hubiera solicitado formalmente la identidad de estos agentes germanos para imponerles una medalla y achacaban las afirmaciones de las autoridades del Land alemán a un malentendido o a la iniciativa de "alguna persona a título individual" sin respaldo del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido.

El incidente se inició cuando el Gobierno de Schleswig-Holstein confirmó a los medios locales que el pasado 25 de abril la Policía Federal Alemana les había transmitido el interés de la Policía Nacional española de conocer la identidad de los agentes que un mes antes habían detenido en el norte de Alemania al expresidente de la Generalitat en virtud de una euroorden emitida por Madrid. En aquel momento, el político catalán viajaba desde Finlandia, donde había participado en una acto académico, a Bélgica, donde se había refugiado tras huir de España. Puigdemont se encuentra procesado por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena por los delitos de rebelión y malversación de caudales.
Desde el Ejecutivo del Land alemán explicaron este viernes a EL PAÍS que rechazaron la propuesta de la "Policía Nacional" porque nunca desvelan los nombres de los agentes que participan en las operaciones y porque, en cualquier caso, consideraban que simplemente habían cumplido con su cometido. “Hay una euroorden y los policías solo hicieron su trabajo. Nunca publicamos los nombres de la gente que está de servicio”, aseguraba por teléfono Peter Höver, portavoz del Ejecutivo regional. Desde el Ministerio de Interior de Schleswig-Holstein, un portavoz también confirmaba la petición y admitía que habían estado debatiendo qué hacer con ella, porque no suelen recibir ese tipo de propuestas.
Horas después de conocerse la decisión alemana, Interior negaba la existencia de la misma. Un portavoz aseguraba que "ninguna autoridad competente para solicitar condecoraciones del Ministerio se ha puesto en ningún momento en contacto con las autoridades de Alemania para proponer distinción alguna a los policías que detuvieron en ese país a Puigdemont. Ninguna. Ni el ministro, ni el secretario de Estado [José Antonio Nieto] ni desde las dirección generales de la Policía o la Guardia Civil", recalcaban. Esta misma fuente achacaba todo a "una confusión" o a la "iniciativa particular" de alguna persona cuya identidad desconocían. 

La posible entrega de Puigdemont a España se dilucida en el Tribunal Superior de Justicia de Schleswig-Holstein, ya que en este estado federado fue detenido el expresidente de la Generalitat. La Fiscalía del Land debe emitir proximamente una propuesta de extradición por rebelión, por malversación o por ambos delitos. El tribunal regional tendrá después la última palabra. Mientras, Puigdemont se encuentra en Berlín en libertad bajo fianza y no puede abandonar el país.

No hay comentarios