El fiscal pide 14 años de prisión para dos okupas por intentar matar a un hombre con un destornillador

Le asaltaron en el piso de A Coruña que ocupaban ilegalmente para robarle los 700 euros del subsidio de paro.

Una imagen de archivo de una oficina de empleo en Madrid.
Una imagen de archivo de una oficina de empleo en Madrid.

La sección segunda de la Audiencia de A Coruña juzga este lunes a dos okupas de A Coruña acusados de intentar asesinar a un hombre con un destornillador para robarle los 700 euros que acababa de cobrar del paro. 
El fiscal les acusa de los delitos de homicidio en grado de tentativa y robo con violencia y pide para cada uno de los acusados una condena de 14 años de prisión.


Según los hechos que relata el ministerio fiscal en su escrito de acusación, los acusados J.M.G.C. y M.B., este último con antecedentes por atentado y violación en grado de tentativa el segundo, se pusieron de acuerdo para invitar al piso que ocupaban ilegalmente en A Coruña a I.K.C. al que le recriminaron que se hubiese llevado un cuchillo de la casa. Los hechos ocurrieron el 14 de marzo del pasado año.
Tras una fuerte discusión, ambos acusados comenzaron a golpear al hombre hasta que lograron reducirlo. Entonces J.M.G.C. le sacó de un bolsillo del pantalón 700 euros que llevaba procedentes del paro que había cobrado del INEM de Ciudad Lineal de Madrid, y luego le clavó un destornillador en el tórax izquierdo.
El fiscal sostiene que la intención de ambos procesados era causar la muerte de I.K.C. o al menos tenían consciencia de que este no iba a salir con vida de la agresión. En un momento dado, el hombre, gravemente herido, logró escapar de sus agresores y salir de la vivienda ‘okupada’.
Mientras la víctima pedía ayuda en la calle a dos ciudadanos que le auxiliaron en una cafetería, los acusados “volvieron empuñando sendos cuchillos a por él”, señala el fiscal, dándose luego a la fuga para evitar que los testigos pudieran reconocerles.
El hombre fue ingresado en el Hospital Universitario de la ciudad y estuvo convaleciente 20 días. Tras denunciar el ataque a la policía, a los acusados se les intervino un destornillador de nueve centímetros que supuestamente fue el arma que utilizaron para perpetrar la tentativa de homicidio. Ambos ingresaron en prisión por estos hechos aunque un año después fueron excarcelados por el juzgado de instrucción número 8 de A Coruña.
En el caso de que el tribunal considere probado el delito de homicidio en grado de tentativa, el fiscal solicita que se le imponga a los dos okupas  nueve años de prisión y otros cinco por un delito de lesiones. Como calificación alternativa por si el tribunal considera los hechos como robo con violencia, solicita una condena de cinco años de prisión y el pago de las costas del proceso.


En concepto de responsabilidad civil, la fiscalía solicita que los acusados indemnicen al Sergas (Servicio Galego de Saúde) los gastos derivados de la asistencia hospitalaria que precisó la víctima. Los acusados indemnizarán, conjunta y solidariamente a I.K.C. a la que tendrán que indemnizar con 7.700 euros por daños morales y secuelas físicas.

No hay comentarios